Anuncio personal del párroco Antonio a todos los amigos de la parroquia

Queridos hermanos de la Parroquia del Pilar y amigos:

En el pecado que me acompaña, se me ha permitido decir al Señor, como lo habéis hecho cada uno de vosotros cien veces a lo largo de la vida, como la humilde María: ‘Hágase lo que Tú quieres’.
Y el Señor, que me ha sugerido cien veces una respuesta siempre igual, se ha encontrado con mi negativa o con mis largas cambiadas a lo largo de los años.
Al llegar don Carlos a la Diócesis, con mi edad ya bien cumplida, y con cuarenta años de párroco de varias parroquias y de arcipreste en varios arciprestazgos, el Señor me volvió a susurrar al corazón lo de siempre, de ese modo que nosotros entendemos, desde nuestra fragilidad, y que yo os lo escribo sencilla, resumida y literariamente:
“Lo que quiero de ti es sencillo y evangélico: No seas párroco. Sé pobre. Sé uno más entre los pobres, uno de los últimos. Sirve a los pobres con la humildad del que sabe por el Evangelio, que es más lo que aprenderás de ellos, mucho más, que lo poco que tú les podrás aportar. Y ahí, situado entre ellos, vuelve a nacer. Fíate, y déjate hacer. Ellos te allanarán el camino, sin que tú sepas cómo. Y ve, y díselo al obispo, es él el que ha de darte esta oportunidad. Sé paciente. El obispo lo hará cuando pueda y sea posible, pues misión suya es mirar por el bien de todos. Y ve donde él decida. Él discernirá esta llamada, decidirá de un modo adecuado y será quién determine el lugar donde has de situarte para la evangelización. En esta etapa andarás silencioso, como un aprendiz. Y por la vía oculta y callada te encaminarás a un nuevo nacimiento, a través del servicio y del silencio.”

Dos años después de la primera conversación con don Carlos, el señor Vicario Episcopal, esta semana, me ha comunicado que: El obispo, oído el Consejo Episcopal, me ha nombrado vicario parroquial de la Parroquia de San Blas, en el humilde barrio de San Blas, en Madrid. Y allí me centraré en el servicio a mis nuevos hermanos a partir del mes de octubre de este 2017. Así mismo me ha comunicado que José Castro Cea (Josete) será el nuevo párroco del Pilar.
Esto es lo que os puedo comunicar. Cuando se determine la fecha, en el mes de octubre, me despideré del Pilar y aterrizaré en San Blas. Un gran reto lleno de fe y confianza en el Padre y en el pueblo de Dios. Os lo comunicaremos.
Me alegra mucho haber compartido estos siete años con todos los compañeros y hermanos de la Parroquia de Nuestea Señora del Pilar, donde todos hemos crecido tanto. Que Dios nos siga bendiciendo, y muchas gracias de todo corazón por el cariño y las ayudas recibidas de cada uno de vosotros. Ya nos despediremos, pero quería comunicároslo.
Antonio García Rubio.